Llegó a Apodaca el concepto que revolucionó la manera de hacer fiestas infantiles, una experiencia fascinante desde la fachada con grandes cristales hasta cada atracción que disfrutarán todos, un pasadizo de 3 pisos que hace conexión con el comedor y el exterior, el favorito de los traviesos.